Aprende cómo formular preguntas para una encuesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Share on print

Existen algunas frases populares que son parte de nuestra vida cotidiana. Tomemos por ejemplo dichos como: “No hay preguntas tontas” o “La única pregunta mala es aquella que no se hace”. Hoy compartiremos algunos ejemplos para que aprendas cómo formular preguntas para una encuesta, y obtengas mejores resultados en tu investigación.

Uno de los principios de la investigación de mercado se basa en la recopilación de datos precisos, y un cuestionario más escrito probablemente entregará a los investigadores información deficiente. 

Si quieres que tu próxima investigación de mercados sea todo un éxito, entonces no puedes tener preguntas malas en tu encuesta, utiliza preguntas precisas y aquellas que realmente sean necesarias realizar.

Toma para aprender cómo formular preguntas para una encuesta. Esto te permitirá obtener mejores resultados y tus encuestados te agradecerán al tener una buena experiencia al contestarla.

Evita las preguntas sesgadas 

Por ejemplo, para una investigación policíaca sí podemos realizar una pregunta cliché, como: ¿Dónde estabas la noche en la que tu esposa/o fue asesinado?

Una pregunta sesgada es “Una pregunta clave que sugiere la respuesta que el autor de la encuesta está buscando y, a menudo, refleja de manera involuntaria el sesgo del autor. Como resultado, las respuestas a tales preguntas suelen no ser honestas y debido a esto, los resultados de las preguntas son deficientes.”  

Un ejemplo de este tipo de preguntas actualmente sería algo como esto:

  • ¿Estás planeando ver la película culturalmente impactante que está rompiendo récords en taquilla, Avengers: Infinity War?

Si, la película es excelente y en muchos sentidos merece ser parte de conversaciones significativas entre amigos en una cafetería, pero así no es como se debe realizar una pregunta en una encuesta, en lugar de esto deberías tomar ejemplos de preguntas para una encuesta como este:

  • ¿Estás planeando ver Avengers: Infinity War?

Mantenlo simple y obtendrás las respuestas correcta.

No realices preguntas dobles 

El siguiente paso para aprender cómo formular preguntas para una encuesta es evitar las preguntas dobles.

En la era de los dispositivos móviles, es común que los investigadores traten de reducir sus cuestionarios ya que entre más directa sea una encuesta, esta tiene más tasa de respuesta, y la realidad de las cosas es que sí.

Los investigadores de mercado deben estar consientes que por lo menos 40% de las respuestas que obtengan serán ofrecidas a través de las pantallas pequeñas de los teléfonos inteligentes. Y está bien mantener las encuestas cortas y directas, esto demuestra que tienen en cuenta el tiempo de los participantes.

Aun así, lo que sucede a menudo en las encuestas móviles es que los investigadores juntan las preguntas para comprimir la longitud general de la encuesta. Y lo que se obtiene de este tipo de preguntas son dos respuestas enmascaradas como una sola.

Por ejemplo, una persona podría preguntar algo como:

  • ¿Dónde compras comúnmente un café con leche de soya, orgánico y descafeinado y qué tal está su sabor?

La verdad que en este caso, es mejor realizar dos preguntas, como por ejemplos de preguntas para una encuesta tenemos:

  • ¿Dónde compras comúnmente un café con leche de soya, orgánico y descafeinado?
  • ¿Qué tal sabe tu café con leche de soya, orgánico y descafeinado?

Deja las preguntas personales al final

En términos generales, los investigadores deberían iniciar sus encuestas con preguntas generales. Esto permite que los encuestados se sientan un poco más cómodos con la investigación y hace que se abran un poco.

Por lo tanto, las preguntas personales como “¿Cuál es tu ingreso?”, o las preguntas socialmente sensibles deben dejarse para el final del cuestionario. Piensa en la encuesta como una relación de pareja pero con tus encuestados. Las cosas no empiezan directamente con un matrimonio, ¿o si?.

Evita formular preguntas dicotómicas

Otro de nuestros consejos para aprender cómo formular preguntas para una encuesta es evitar en la medida de lo posible formular preguntas dicotómicas, las preguntas de si o no o que te lleven a decidir entre sólo dos posibles respuestas. ¿Por qué? 

Anteriormente te mencionamos la importancia y los beneficios de la simplicidad, pero en este caso no nos referimos a eso. Las preguntas con respuesta de si o no son a veces difícil de responder y pueden llegar a negar el contexto.

Décadas de investigación en metodología de encuestas y psicología han demostrado que las personas generalmente tienden a evitar decir que “no”. Hablando en términos de investigación, esto se conoce como sesgo de respuesta y es una grave amenaza para la calidad de los datos.

Enfrentemoslo, las personas son seres llenos de experiencias y diversos grados de emoción, y es por eso que ofrecer respuestas con escalas es una mejor alternativa. Ofrece a tus encuestados un rango de respuestas que te de datos precisos.

No utilices preguntas negativas o confusas

Este es un tipo de pregunta que todos sabemos que tenemos que evitar, pero desafortunadamente algunas veces los investigadores, al igual que algunos redactores de encuestas, se conectan tanto con un proyecto que no se dan cuenta cuando cometen este tipo de errores.

Ejemplos de preguntas para una encuesta de este tipo sería:

  • ¿Cómo te sientes acerca de la siguiente declaración? No deberíamos reducir la investigación de precios de productos

El lugar de esto, debería ser redactado así:

¿Cómo te sientes acerca de la siguiente declaración? Deberíamos reducir la investigación de precios de productos.

Las respuestas que no concuerdan con las preguntas, las indirectas y las respuestas mutuamente inclusivas diluyen los datos de la encuesta y de la investigación en general.

Más allá de una edición continua, siempre es bueno que alguien ajeno a la investigación nos ayude a revisar las preguntas antes de implementar una encuesta. Créeme, no tiene nada de malo leer en voz alta la encuesta, incluso si molestas a tu compañero en el cubículo vecino.

Te dejo otros consejos sobre cómo escribir preguntas para encuestas.

Evita usar preguntas obligatorias

El último consejo para aprender cómo formular preguntas para una encuesta es que evites las preguntas obligatorias.

Cada pregunta puede ser esencial cuando se trata de una investigación de mercado, pero el problema es que forzar algo no es adecuado. Esto puede hacer que las personas respondan por responder o que incluso abandonen la encuesta.

Como un investigador de mercado dijo una vez:

“Los encuestados están dando su tiempo y su esfuerzo para proporcionar información. Estás siendo egoísta y estás engañándote a ti mismo exigiendoles que respondan todas las preguntas.”

Por lo menos ofréceles una opción a través de una pregunta abierta o un botón para que puedan omitir una pregunta.

Consejos extra

Incluso si logras evitar estos ejemplos de preguntas para una encuesta que te mencione, tengo que decirte que desafortunadamente no son todos los que existen y es por eso que aquí hay unos consejos extra que te ayudarán a mejorar tu encuesta y a obtener datos de mejor calidad:

  • Mantén tus preguntas lo más cortas, claras y concisas posibles.
  • Evita utilizar palabras complejas.
  • Mantén tu encuesta con una longitud más o menos de 20 preguntas.
  • Ofrece incentivos de ser posible (generalmente hace que una investigación obtenga un porcentaje de 10 – 15% mayor en relación a la tasa de respuesta).
  • Comienza con preguntas esenciales.

Aprende cómo formular preguntas para una encuesta con estos consejos. Sin duda, te ayudarán a recolectar la información que necesitas y tener mejores resultados en tu investigación.
Autor: Equipo QuestionPro LATAM



Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Share on print